martes, 30 de octubre de 2012

UN ARGENTINO EN TORONTO

                                                             Posiblemente os resulte extraño el título de la entrada de esta semana, pero todo tiene una explicación:
                                                             A los que seguís este blog, habéis visto como hemos pasado en unos pocos días de comentar la excelente temperatura que disfrutábamos para la fecha, (los veranicos de San Miguel y San Martín), pasando por la llegada de la tan ansiada lluvia, con unas precipitaciones en algunos casos excesivas (sirva de referencia, hasta primeros de octubre llevábamos 200 l/m2 y en estos días han caído más de 100 l/m2), después vientos de nuestro primo el cierzo con rachas de 60 Km/h haciendo bajar las temperaturas en picado, de repente se para y en la noche del domingo al lunes LA HELADA, cumpliendo con las previsiones del refrán "Pa todos los santos nieve en los altos, por San Andrés nieve en los pies", y jodiéndolo todo.
lechuga con los bordes deshidratados
                                                              Las ganas que se te queda en el cuerpo es de marchar de este terreno solo apto para machotes. Sin embargo  pasado el enfado inicial, el sol va calentando, la rosada mañanera se va deshaciendo,  ves como las plantas vuelven a levantarse y se muestran tersas y lozanas como de costumbre.  Das un garbeo por el campo y ves que las únicas hortalizas que han sucumbido son las de verano que quedaban afuera y las lechugas deshidratadas por el cierzo.
Que otoño más colorido después de la helada
                                                               Por eso me vino a la memoria la narración de un Argentino que estaba feliz por irse de su ciudad argentina, Santa Fe, a Toronto.  Posiblemente algunos ya la hayáis oído, pero vale la pena volver a escucharla y esbozar una sonrisa o una gran carcajada, es la mejor terapia para levantar el ánimo.

                                                                Que ustedes lo rían bien.

Una nueva andadura

Siguiendo el camino marcado desde el inicio de nuestro proyecto, que no es otro que acercar nuestros productos, nuestros campos y nuestro pensar a las personas que han despositado su confianza en nosotros; hemos decidido publicar este blog y mantener una relación que puede ser muy productiva e interesante para todos, podremos mejorar, aprender y sobre todo crecer juntos en una nueva forma de entender la economia de circuito corto...