sábado, 16 de febrero de 2013

ESPONJA DE LUFA O ESPONJA VEGETAL


UNA ESPONJA VEGETAL

Esta semana cuando recibáis la cesta veréis un producto no comestible.
  Tal como venimos haciendo últimamente, nos gusta ir añadiendo cosas nuevas, que hagan que  vuestra cesta sea motivo de ilusión y sorpresa.                                                                                        
Lufa en estado de crecimiento ante de empezar a secarse
 En este caso se trata de una esponja vegetal,  la lufa o luffa, es de la familia de las calabazas y calabacines , Originaria de la India pero que crece silvestre en otros lugares.
La planta crece en forma de enredadera con flores amarillas, el fruto de esta planta (la lufa) se va componiendo internamente de una densa red de fibras que forman una especie de esponja interna que cubre todo el contorno cilíndrico interno del fruto y al secarse se le quita la piel y las semillas quedando tal como la vais a recibir.
Una vez seca se le quita la piel y semillas
Posiblemente la hayáis visto en alguna tienda de un color más blanco y suave,  es porque han recibido un tratamiento blanqueante y suavizante porque en su forma natural la esponja luffa es áspera  pero al humedecerla se ablanda y se convierte en un excelente producto para la limpieza y revitalización de la piel.

limpias banqueadas y cortadas
La esponja luffa es un aliado en la higiene y cosmética personal y tiene benéficos efectos en la piel como: 
. Es un exfoliante natural que facilita la eliminación de células muertas superficiales
. Suavizante. Tras el uso la piel queda suave y aterciopelada al tacto
. Ablanda y facilita la limpieza y cuidado de codos y talones
. Estimula la circulación sanguínea si lo aplicas con un ligero masaje
. Favorece el movimiento y eliminación de líquidos y así previene la celulitis.
La esponja de luffa es una alternativa natural a las esponjas sintéticas habituales en el mercado. 
Cuando ya no vale se tira a la basura orgánica o al compost.

Además es muy práctica como estropajo, no raya y es muy resistente para eliminar la suciedad más incrustada.  Yo la suelo utilizar como estropajo cuando se empieza a degradar un poco y como esponja de baño ya no va bien usarla.

No os desaniméis si al principio la notáis muy áspera, primero hay que reblandecerla bastante en agua, estrujarla y apretarla con las manos, empezar a usarla primero en las partes del cuerpo más duras: talones, codos y rodillas.  Poco a poco conforme se ablande iréis viendo su poder exfoliante y revitalizador de la piel.

Que ustedes lo limpien bien.


Una nueva andadura

Siguiendo el camino marcado desde el inicio de nuestro proyecto, que no es otro que acercar nuestros productos, nuestros campos y nuestro pensar a las personas que han despositado su confianza en nosotros; hemos decidido publicar este blog y mantener una relación que puede ser muy productiva e interesante para todos, podremos mejorar, aprender y sobre todo crecer juntos en una nueva forma de entender la economia de circuito corto...