jueves, 9 de febrero de 2012

DIARIO DE UNA AGROECOLOBECARIA


El Juakin ya me había advertido que los lunes eran duros en “del campo a casa". La jornada laboral empieza a las 8 de la mañana si el frío lo permite, y mi coche no lo permitió. En Lleida todo estaba escarchado, mi coche no arrancaba, pero lo peor era pensar si me encontraba el mismo panorama en Fraga ... brrrrr! qué frío! Pero no, allí no heló tanto ... por suerte para mis manos y mi nariz. Llegué que ya recogían cebollas tiernas a diestro y siniestro. "Coge las mas gorditas y haz mnojos". Yo creo que el dominio de las gomas de pollo es un arte que adquieres haciendo cestas a velocidades trepidantes. Después a coger romanescu, coles, espinacas, remolachas, calçots ... cada verdura tiene caprichos diferentes, para unas te tienes que arrodillar, para otros debes agacharte, algunas piden que las sierres y otras que aprietas el culo y estires con fuerza, y según qué que les cortes las colas. Hojas feas fuera, la tierra bien sacudida y todo encajado y a la furgo. Jugar al "brocoliball" estuvo bien. Consiste en recibir a dos manos los brócolis que te llegan de derecha e izquierda lanzados con bastante mala folla. Jajaja. Y encajarlos, y a la furgoneta. Cambiamos de finca y subir y bajar de la furgo a velocidades supersónicas, allí no se podía parar ni un momento. Fui a comer a casa juaki aunque aún quedaba verdura por coger. A las 3 vuelta a empezar ... nabos y coles y ... mis grandes amigas ... teníamos que coger 100 kg de borrajas! porelamordedios, casi me caigo al suelo del disgusto ... pero mi ángel protector y la madre naturaleza hicieron que estuvieran un poco dañadas por el frío, y como la cosa iba a contrarreloj, no había tiempo para limpiar las hojas estropeadas... toootal, que las cambiamos por acelgas! yuuuuuuuuuuju! Hasta aquí la parte campestre, que fue bastante graciosa, sobre todo para los disfraces de bielorrusos en plena Siberia que llevábamos encima. La segunda parte de la jornada fue hacer cestas. Y cuántas cestas! Las de Lleida, las de Zaragoza, las grandes, las pequeñas, los pedidos especiales, ampliaciones de cesta... vaya, un no parar de montar cajas, colocar plásticos, pesar y colocar productos ... tengo que reconocer que hacia las 7 de la tarde ya me temblaban las piernas. Y claro, siempre hay sorpresas de última hora, y hay que corregir y volver a pesar y tal y tal y tal. A partir de aquí ya lo hice todo de corrido, no te sabría decir qué pasó, solo que cerrar todos los plásticos y apilar en palets las cestas se hace eterno... no por la dificultad, sino por ser el final de los finaaaales... Menos mal que el juakin me invitó a una superhamburguesa en su casa buenísima para reponer fuerzas después de esta jornada laboral tan dilatada. Conclusiones: la cesta de esta semana seguro que la miro de una manera diferente, las verduras han llegado cosechadas del día anterior, con mucha alegría, y con mucho trabajo bien hecho, muy bien sincronizada y planificada por parte de Joaquín y de Patricio, fruto de muchos meses de trabajo, muchas pruebas, muchos errores transformados en mejoras y aciertos. Me siento feliz de consumir estas cestas. Os recomiendo que, si podéis, participéis de estas jornadas de trabajo, para mí ha sido un placer!
 

Una nueva andadura

Siguiendo el camino marcado desde el inicio de nuestro proyecto, que no es otro que acercar nuestros productos, nuestros campos y nuestro pensar a las personas que han despositado su confianza en nosotros; hemos decidido publicar este blog y mantener una relación que puede ser muy productiva e interesante para todos, podremos mejorar, aprender y sobre todo crecer juntos en una nueva forma de entender la economia de circuito corto...